Skip to main content

Ayudar a Los Niños y Adolescentes a Afrontar Experiencias Estresantes

Los niños, los adolescentes y las familias a veces necesitan ayuda para afrontar las experiencias estresantes.

A continuación se presentan algunas formas para ayudar a los niños a afrontar lo sucedido, según su edad y comprensión.

Estamos aquí para ayudar

Los especialistas en vida infantil ayudan a los niños a afrontar los sentimientos que puedan tener acerca de su enfermedad, lesión, discapacidad u hospitalización. Los especialistas en vida infantil a menudo ayudan a los niños a comprender sus experiencias en el hospital mediante el uso de muñecos, imágenes y equipo médico.

Para obtener ayuda de un especialista en vida infantil, llame al (816) 983-6870 o envíe un mensaje al portal del paciente de Children’s Mercy a “Child Life Messages”.

0–2 años de edad

Los bebés y niños pequeños sentirán el estrés de usted y aprenderán de las reacciones que usted tenga hacia la experiencia. Su hijo puede parecer más apegado y emotivo. Esto es normal. Su hijo puede retroceder en las habilidades que tenía antes, como ir al baño.

Cómo ayudar a su bebé o niño pequeño a
afrontar la situación:

  1. Brinde un entorno tranquilo con personas conocidas.
  2. Mantenga horarios establecidos para despertarse, comer, tomar siestas y acostarse. Los bebés y los niños pequeños están mejor cuando tienen un horario y una rutina regular y saben qué esperar.
  3. Esté consciente de sus propio sentimientos y cuide de sí mismo.
  4. Lea con su hijo. La lectura puede proporcionarle un ambiente tranquilo y cercanía física con usted.


The Feelings Book
de Todd Parr es un libro útil para estas edades.

3–6 años de edad

Los niños en edad preescolar y escolar temprana pueden pensar que ellos causaron el evento traumatizante o estresante. Pueden tener pesadillas, no querer hablar de su experiencia, portarse mal o estar más emotivos.

Cómo ayudar a su hijo de 3 a 6 años a afrontar
la situación:

  1. Recordarles que:
    • Están seguros.
    • Lo que sucedió no es culpa de ellos.
    • No hicieron nada malo.
  2. Explique el evento en palabras sencillas que ayudarán a que su hijo comprenda lo que sucedió.
  3. Entérese de los sentimientos de su hijo a través del juego.
    • El juego es la forma en que los niños comunican y expresan sus sentimientos y pensamientos.
    • Los niños pueden recrear el evento mientras juegan.
    • Deje que su hijo dirija el juego.
    • Proporcione un entorno tranquilo y seguro para que su hijo hable sobre sus sentimientos.
  4. Mantenga las mismas rutinas para que su hijo sepa qué esperar cada día.
  5. Tranquilice a su hijo diciéndole que sus experiencias en el hospital ayudarán a que su cuerpo mejore, aunque pueda ser difícil o dar miedo.
  6. Lea con su hijo. La lectura puede proporcionarle un ambiente tranquilo y cercanía física con usted.


A Terrible Thing Happened
de Margaret Holmes es un libro útil para estas edades.

6–11 años de edad


Los niños en edad escolar generalmente pueden comprender lo que sucedió. Es posible que tengan miedo de que vuelva a suceder o sobre la muerte y morir.

Cómo ayudar a su hijo de 6 a 11 años a afrontar
la situación:

  1. Deje que su hijo hable sobre lo que pasó y sus sentimientos.
    • Dígales que está bien todo lo que sienten.
    • Hable con su hijo sobre los sentimientos de usted. Esto puede ayudar a que su hijo comprenda que no hay nada malo en sentir lo que está sintiendo.
    • Responda las preguntas de su hijo.
      • Si no sabe la respuesta a la pregunta de su hijo, sea honesto. Diga que necesita encontrar la respuesta o necesita tiempo para pensar en la respuesta a la pregunta.
      • Asegúrese de darle seguimiento con la respuesta para que su hijo sepa que puede confiar en usted.
  2. Juegue con su hijo y préstele toda su atención.
    • Deje que su hijo dirija el juego y las conversaciones. Esto les ayudará a afronta lo sucedido.
  3. Dele a su hijo otras maneras de resolver sus sentimientos, como escribir, hacer dibujos o hablar con un amigo.
  4. Lea con su hijo. La lectura puede proporcionarle un ambiente tranquilo y cercanía física con usted


After the Fall
de Dan Santat y Whimsy’s Heavy Things de Julie Kraulis son libros útiles para estas edades.

12–18 años de edad


Los adolescentes pueden comprender completamente lo que sucedió y hablar sobre sus sentimientos.

Cómo ayudar a su hijo de 12 a 18 años a afrontar
lo sucedido:

  1. Dé a los adolescentes el tiempo y el espacio que necesitan. Permítales hablar sobre lo que sucedió cuando estén listos para hacerlo.
  2. Sea honesto con ellos y hágales saber que sus sentimientos son válidos y normales.
  3. Sea honesto con su hijo adolescente sobre los sentimientos de usted. Esto puede ayudar a que su adolescente se dé cuenta de que los sentimientos que tiene también están bien.
  4. Anime a su hijo adolescente a que exprese sus sentimientos cuando esté listo para hacerlo, como escribir en un diario o hablar con sus amigos.


The Trauma Healing Journal: A Guided Journal for 
Mindful Trauma Recoveryes un diario útil para estas edades.