Skip to main content

Preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID-19

Actualizado: 16 de diciembre de 2021

6 datos que necesita saber

Es importante comprender la información sobre la vacuna COVID-19. Los proveedores de Children's Mercy comparten 6 datos que necesita saber.

Preguntas frecuentes sobre niños y la vacuna

Es normal tener preguntas sobre cualquier nuevo tratamiento médico o vacunas. Las vacunas contra el COVID-19 han pasado por la misma evaluación exhaustiva, ensayos clínicos y revisiones independientes como cualquier otra vacuna o medicamento. Pudieron pasar por este ciclo y ser producidas y probadas más rápido porque el gobierno de los Estados Unidos, muchas compañías farmacéuticas y de biotecnología e instituciones académicas trabajaron juntos para desarrollar vacunas seguras y eficaces. Se pudieron inscribir a los niños en los ensayos para probar la vacuna más rápidamente que en otros ensayos de vacunas porque muchos padres y niños querían participar. Aunque el proceso fue más rápido por estas razones, las vacunas pasaron por la misma evaluación de seguridad y eficacia que otras vacunas y medicamentos.

Además, la vacuna utiliza el ARN mensajero (ARNm), una tecnología que existe desde hace más de 10 años y que ya se ha utilizado como tratamiento contra el cáncer. Este no es un nuevo tipo de tecnología, lo cual es una de las razones por las que las empresas farmacéuticas pudieron desarrollar las vacunas rápidamente.

Teniendo en cuenta todo lo que sabemos sobre la seguridad de estas vacunas disponibles, y todo lo que sabemos sobre cómo funcionan las vacunas en general para entrenar a su propio sistema inmunológico para combatir una infección, no se esperan efectos secundarios a largo plazo de la vacuna. El ARNm usado en las vacunas contra el COVID-19 solo permanece en el cuerpo por un corto período de tiempo antes de descomponerse.

Los niños se enferman a causa del COVID-19. Desafortunadamente, durante la propagación de la variante delta, más niños que nunca se enfermaron por el virus. Aunque los niños tienen menos probabilidades de enfermarse o morir de COVID-19, muchos han requerido hospitalización y, aquellos que lo fueron, muchos necesitaron atención en las unidades de cuidados intensivos y requirieron máquinas que los ayuden a respirar. Más niños han muerto a causa del COVID-19 que la cantidad de niños que mueren cada año a causa de la gripe. Además, incluso los niños que solo presentan síntomas leves o que no presentan ningún síntoma, pueden transmitir la infección a otras personas.

Cuando se probaron las vacunas, el efecto secundario más común fue dolor en el lugar de la inyección y, en general, fue leve. Otras reacciones comunes fueron fatiga, dolores de cabeza, dolores musculares y escalofríos. La fiebre fue un efecto secundario poco común. Estos síntomas posteriores a la vacunación son una señal de que el cuerpo está reaccionando adecuadamente a la vacuna. Básicamente, le muestra que su sistema inmunológico se está acelerando para protegerlo. Los efectos secundarios comunes que se observan en los niños son similares a los que se observaron en los adultos.

La miocarditises la inflamación del músculo del corazón yla pericarditises la inflamación del revestimiento exterior del corazón. En ambos casos, el sistema inmunológico del cuerpo causa inflamación en respuesta a una infección o algún otro desencadenante. Rara vez se han reportado casos de miocarditis después de la vacunación con ARNm contra el COVID-19. Lo más frecuente es que se produzca en adolescentes varones y adultos jóvenes, con mayor frecuencia después de la segunda dosis de vacuna y, por lo general, durante la primera semana después de la vacunación.

La mayoría de los pacientes con miocarditis o pericarditis que recibieron atención respondieron bien a los medicamentos y al reposo y se sintieron mejor rápidamente. Generalmente, los pacientes pueden regresar a sus actividades diarias normales después de que sus síntomas mejoran y no se han observado efectos secundarios a largo plazo. La miocarditis es causada con mucha más frecuencia por la infección por el COVID-19 en comparación con la vacuna, y los beneficios de prevenir la infección por el COVID-19 en los niños superan con creces el riesgo de miocarditis causada por la vacuna. Se continuará haciendo un seguimiento de cerca para evaluar los casos de efectos adversos de las vacunas contra el COVID-19, incluida la miocarditis.

Sí, todas las personas elegibles deben recibir la vacuna, incluso si ya han tenido COVID-19. Sabemos que las personas pueden infectarse con COVID-19 más de una vez. En un estudio, las personas que previamente habían tenido COVID-19, pero que no habían sido vacunadas, tenían el doble de probabilidades de volver a contraer COVID-19 que aquellas personas que anteriormente habían tenido COVID-19 y habían sido vacunadas.

No. Tan pronto como un niño sea elegible para la vacuna, debe recibirla. No hay razón para esperar que un niño tenga 12 años para recibir la vacuna, una vez que la vacuna esté autorizada para los niños de 5 a 11 años.

Después de que se autorice que los niños de 5 a 11 años reciban la vacuna, es probable que el siguiente grupo sea el de niños de 2 a 4 años. Debido a que los niños más pequeños a menudo reciben diferentes dosis de las vacunas y tienen un sistema inmunológico diferente en comparación con los niños mayores y los adultos, las vacunas también se están sometiendo a evaluaciones de seguridad exhaustivas en los grupos de edad más jóvenes. Por lo general, los ensayos de las vacunas comienzan en niños mayores y luego pasan a niños más pequeños una vez que sabemos que la vacuna es segura.

Sí, un niño puede recibir la vacuna contra el COVID-19 con cualquier otra vacuna recomendada, incluida la vacuna contra la gripe. Es buena idea ponerse al día con todas las vacunas y la vacuna contra el COVID-19 se puede administrar con otras vacunas.

Hablar con personas que ya han recibido la vacuna contra el COVID-19 puede ser útil para explicarles a los amigos qué esperar. Puede encontrar información y recursos adicionales en childrensmercy.org/covid-vaccine. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también tienen información realmente útil sobre cómo dar respuestas a mitos comunes sobre la vacuna (cmkc.link/CDCVaccine). Y la Academia Americana de Pediatría tiene un sitio web para padres realmente útil con preguntas frecuentes que proporciona datos claros sobre las vacunas (cmkc.link/AAPFAQ).

Siempre debe consultar las indicaciones específicas de la vacuna con su médico. No obstante, la vacuna COVID-19 se recomienda a todas las personas que cumplan los criterios de elegibilidad. La única contraindicación para la vacuna es una reacción alérgica grave previa a una dosis de vacuna anterior (por ejemplo, anafilaxia) o a un componente de la vacuna (por ejemplo, PEG). La vacuna tampoco debe administrarse durante los 90 días siguientes al tratamiento con un anticuerpo monoclonal COVID-19.

La información disponible sobre la eficacia de las vacunas actuales de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson para la protección contra las nuevas variantes de cepas de COVID-19 se actualiza a medida que aparecen nuevas variantes de cepas y se prueban las vacunas contra estas variantes de cepas. Parece que todas las vacunas proporcionan cierta protección contra las variantes de cepas actuales, pero la protección varía según la vacuna y las variantes de la cepa.

La protección toma unas dos semanas después de recibir la vacuna. En el caso de las vacunas que requieren 2 dosis (Pfizer/Moderna), significa dos semanas después de la segunda dosis. Aunque habrá algún efecto dos semanas después de la primera dosis, no será tan eficaz como dos semanas después de la segunda dosis.

Las vacunas Pfizer y Moderna deben administrarse en dos dosis. La segunda dosis de la vacuna Pfizer se aplica tres semanas después de la primera dosis. La segunda dosis de la vacuna Moderna se aplica cuatro semanas después de la primera dosis. La vacuna de Johnson & Johnson es de una sola dosis. Actualmente la única vacuna autorizada para niños de 5 a 11 años es la de Pfizer. Es importante aplicar las dos dosis de la vacuna de la misma compañía. Por ejemplo, si la primera dosis fue de la vacuna de Pfizer, la segunda dosis también debe ser de Pfizer.

El 16 de septiembre de 2021, anunciamos el mandato de la vacuna COVID-19 para todos los empleados, a partir del 15 de diciembre de 2021.

Respuestas a las preguntas más frecuentes de los adolescentes


Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 12 años reciban una vacuna contra el COVID-19 para ayudar a protegerse contra el COVID-19. La vacunación generalizada es una herramienta fundamental para ayudar a detener la pandemia. Pero entendemos que algunos adolescentes tienen preguntas sobre si deben vacunarse o no. Recopilamos las preguntas de los adolescentes del área y luego le pedimos a uno de nuestros expertos en enfermedades infecciosas pediátricas que brindara las respuestas.