Skip to main content

Regresar a la escuela y a la comunidad de forma segura

Actualizado el 15 de septiembre, 2020

Como comunidad, nos vemos obligados a tomar decisiones sobre el regreso a la escuela mientras seguimos registrando aumentos en el número casos de COVID-19. Los expertos de Children's Mercy trabajan con la comunidad para ayudar a afrontar la reapertura de las escuelas durante la pandemia.

Prueba, desde el automóvil, para pacientes que presentan síntomas de COVID-19


En Children’s Mercy nuestros Centros de atención de urgencias están ofreciendo pruebas, desde el automóvil, para pacientes recién nacidos hasta los 18 años de edad que presentan síntomas de COVID-19.

Nurses in PPE at vehicle for COVID-19 testing

Ubicaciones:
Children’s Mercy Blue Valley
6750 W. 135th St.
Overland Park, KS 66223

Children's Mercy East
20300 E. Valley View Parkway
Independence, MO 64057

Children's Mercy Northland
501 N.W. Barry Road
Kansas City, MO 64155

Los pacientes necesitan una orden del médico para que se les haga una prueba. Solamente se les hace la prueba si tienen una cita. El horario es de lunes a viernes desde el mediodía hasta las 6 p.m.

¿No tiene un médico de cabecera (PCP por sus siglas en inglés)?


Usted puede programar una cita por medio de medicina televisada para ver a uno de nuestros proveedores por medio de medicina televisada.

Centro de atención de urgencias


“Guarde mi lugar”, un programa que lo registra a través del Internet les permite a los pacientes, registrarse, elegir el tipo de visita y el momento en que se llevará a cabo. Ingrese a “Guarde mi lugar” aquí o en la aplicación de Children’s Mercy. También estamos disponibles para verlo sin que se registre de antemano.

Horarios:

  • De lunes a viernes: desde el mediodía hasta las 10:00 p.m.
  • Los fines de semana: desde las 10:00am hasta las 8:00 p.m.

Si usted tiene preguntas, por favor llame (913) 696-8378 (De lunes a viernes: desde las 9:00am hasta las 5:00 p.m.).

Prepare a su niño para la prueba

Regreso a la escuela durante la COVID-19

Información para educadores y profesionales de la salud escolar


Children's Mercy se compromete a ayudar a los niños a volver a la escuela de forma segura durante la pandemia COVID-19. Hemos recopilado recursos para que los profesionales de la salud de las escuelas ayuden a los niños mientras las actividades de grupo y las instalaciones vuelven a abrir.

Girl with face mask wearing a backpack

Guía para la reapertura de las escuelas

Como comunidad, nos vemos obligados a tomar decisiones sobre el regreso a la escuela mientras seguimos registrando aumentos en el número casos de COVID-19. Los expertos de Children's Mercy desarrollaron un recurso para ayudar a la comunidad, tanto a las familias como a los administradores, a afrontar la reapertura de las escuelas durante la pandemia.

Información para las familias

CDC ofrece las siguientes recomendaciones para mantener seguras a las comunidades mientras se reanuda el aprendizaje entre pares y se brinda un apoyo crucial a los padres y tutores que regresan al trabajo, asegúrese de que las siguientes medidas de seguridad sean puestas en práctica:

  • Las superficies que la gente toca frecuentemente deben estar limpias y se deben desinfectar muchas veces por día. (Ejemplos: equipos para áreas de juego, manijas de puertas, canillas de lavamanos, bebederos).
  • Los autobuses de la escuela deberían estar limpios y desinfectados, y los niños deberían mantenerse aparte, unos de otros, a 6 pies de distancia mientras estén en el autobús.
  • Los estudiantes y las agrupaciones de personal deberían ser tan fijas como sea posible manteniendo el mismo grupo de niños con el mismo personal (durante todo el día en cuanto a los niños más pequeños, y tanto como sea posible para los niños más grandes)
  • Mezclar los grupos debería estar limitado.
  • Reuniones, eventos, y actividades extracurriculares deberían estar limitados a los que pueden mantener distanciamiento social y también a los que apoyen el lavado de manos apropiado y la participación limitada.
  • Las visitas y los voluntarios que no son esenciales, así como también, las actividades que incluyen otros grupos estarían limitados.
  • Los asientos/escritorios deberían estar, por lo menos a 6 pies, unos de los otros.
  • El uso de espacios comunitarios, tales como comedores, salas de juego, deberían estar cerrados. Si esto no es posible su uso debería ser escalonado o el área se debería desinfectar entre usos.
  • De ser posible, las comidas deberían servirse en las aulas. Las comidas deberían estar en platos individuales.
  • Para limitar, tanto como sea posible, el contacto con los padres/madres, las entradas y las salidas deberían ser escalonadas, o deberían ponerse en práctica otras medidas que reduzcan el contacto directo.
  • En los autobuses escolares, se debería respetar la distancia social entre los niños.
  • Las pertenencias de cada niño deberían ser separadas y etiquetadas individualmente, colocándolas en recipientes para almacenamiento, en cubículos o en áreas designadas.
  • Debería mantenerse al mínimo el uso compartido de materiales con gran superficie de contacto (materiales de arte, equipos etc.) o usarlos, de manera limitada por un grupo de niños a la vez, limpiando y desinfectando todo lo que se usó antes de que alguien más lo use.
  • Se debería evitar compartir comidas y utensilios, aparatos electrónicos; juguetes; libros; otros juegos y elementos de ayuda para el aprendizaje.
  • Se debería evitar el contacto directo (tal como, apretón de manos, dar la mano, abrazar o besar).
  • Se deberían llevar a cabo, controles de salud diarios a la llegada al establecimiento, tales como monitoreos de temperatura para ambos, para el personal del establecimiento y para los niños.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), recomienda consultar con su estado y con los departamentos de salud locales para determinar si estos consejos pueden ponerse en práctica y, de ser así, cómo ponerlos en práctica. Posiblemente, cada comunidad deba hacer los ajustes necesarios para cubrir sus necesidades particulares con respecto a la propia comunidad y a las propias circunstancias.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), recomienda algunas medidas que las organizaciones de deportes juveniles pueden tomar, (para reducir el riesgo de exposición a COVID-19 y para reducir la propagación durante las competiciones y durante los entrenamientos), las cuales son actividades de juego libre, de entrenamiento individual, y actividades de equipo virtuales por medio de entrenamientos a través de video conferencias.

Mientras tanto, si los equipos de su niño están empezando a entrenar y a competir, a continuación, le damos algunas instrucciones a seguir:

  • Si alguien (un miembro del equipo o el entrenador), se está sintiendo enfermo o si han estado expuestos a COVID-19 en las últimas dos semanas, no vaya a, ni participe en, ninguna actividad del equipo.
  • Limpie y desinfecte, antes y después del entrenamiento o competición.
  • No comparta botellas de agua, equipos, toallas, etc.
  • Evite tocarse la cara o cualquier objeto a menos que sea necesario. Si lo hace, inmediatamente después de hacerlo, lávese las manos.
  • No “chocar los cinco”, ni “choques de puño”, ni “choques de pecho”.
  • Cuando se toman descansos o entre juegos, mantenga distancia social con: sus compañeros de equipo, entrenadores y otros jugadores.
  • Se recomienda que los entrenadores usen máscaras o algún tipo de protección facial, y las máscaras para los atletas son opcionales a menos que estén participando activamente.
  • Atletas, entrenadores, espectadores y funcionarios deberían someterse a monitoreos de salud usando listas de síntomas y controles de temperatura para todos los atletas y para los simpatizantes /padres/madres antes de cada entrenamiento o competición.
  • Considere utilizar una lista para los espectadores, para los participantes, para los entrenadores, y funcionarios para permitir el rastreo de contactos.
  • No promueva torneos importantes que no pueden adherirse al distanciamiento físico, en el campo de juego o fuera del mismo.
  • Para evitar que los atletas se agrupen y para permitir el distanciamiento físico apropiado, considere limitar las competiciones a juegos de eliminación simple, sin encabezados dobles y/o limite el número de equipos permitidos al mismo tiempo en las instalaciones o en el área de competición.
  • Minimice la cantidad de padres/madres presenciando los entrenamientos debido al distanciamiento físico y aliéntelos a usar máscaras en las competiciones a la vez que siguen las instrucciones de distanciamiento social.

Retorno a otras actividades comunitarias

Permanecer físicamente activo es una de las mejores maneras de mantener su mente y su cuerpo sanos. Mientras que el hecho de estar afuera puede aliviarlo del estrés y le puede dar la posibilidad de tomar aire fresco y absorber vitamina D, es importante seguir todos los pasos para estar todos protegidos del COVID-19. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), ofrece las siguientes recomendaciones para cuando usted visite parque y albercas:

  • Las autoridades locales y estatales decidirán si los parques y las albercas van a estar abiertos. Consulte con el parque antes de ir, para asegurarse cuales son las áreas o servicios que están abiertos, tales como baños de las instalaciones y concesiones, y traiga consigo lo que necesita.
  • Solamente visite los parques que estén cerca de su casa. Cuando uno viaja habitualmente se detiene en el camino y por eso se expone a estar más cerca de los demás.
  • No visite los parques si está enfermo o si estuvo expuesto recientemente a COVID-19.
  • Asegúrese que, en las albercas, a la entrada, se estén llevando a cabo monitoreos de salud para el personal de las instalaciones y para las visitas.
  • Permanezca alejado de los demás. Si es necesario, reacomode las sillas.
  • Evite reunirse con otras personas fuera del círculo de su hogar.
  • No use áreas de juego compartidas, incluyendo áreas de juego acuáticas localizadas dentro de los parques locales, estatales o nacionales.
  • Evite compartir el equipo que se usa en las albercas (por ejemplo: tablas para nadar, gafas para buceo) y juguetes.
  • Preferiblemente, traiga comida de su casa. Si la compra en un puesto de comidas, asegúrese que su comida haya sido envasada con anterioridad y esté en cajas o en bolsas.
  • Sea prudente en los alrededores y dentro de las albercas y siga todas las normas de seguridad.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), ofrece las recomendaciones siguientes para ayudar a las iglesias a continuar con su misión mientras mantienen sanos, a las congregaciones y al personal de estos. Como todos sabemos, las reuniones presentan un riesgo especial en cuanto al aumento de la propagación de COVID-19, por eso asegúrese que se practiquen las medidas de seguridad detalladas a continuación:

  • En todas las reuniones, todas las personas, con la excepción de los niños de 2 años o menores, deberían usar cubiertas de tela para la cara.
  • Las superficies que la gente toca frecuentemente se deberían limpiar y desinfectar muchas veces por día.
  • Evite usar elementos que no se pueden limpiar ni desinfectar fácilmente, en especial cuando se trata de elementos públicos tales como libros de oración, himnarios y programas de servicios.
  • Limite el tamaño de las reuniones de acuerdo con las guías y las ordenes de las autoridades locales y estatales, teniendo en cuenta las modalidades con las que pudiera ofrecer los servicios, tales como: transmisiones de video en vivo u opciones de presenciar el servicio religioso desde el automóvil.
  • Si es apropiado y si es posible, agregue servicios adicionales a las programaciones semanales para mantener el distanciamiento social en cada servicio.
  • Considere celebrar servicios y reuniones en ambientes grandes, en áreas bien ventiladas y aún al aire libre.
  • Deje espacio entre los asientos para que los presentes, que no viven en el mismo hogar, estén por lo menos a seis pies de distancia; considere limitar los asientos disponibles para poder alternar las filas de asientos.
  • Cambie los métodos usados para recaudar contribuciones financieras. Considere una caja fija de recaudaciones, el correo regular, métodos electrónicos en lugar de métodos de recaudación compartidos tales como bandejas o canastas.
  • Evite ofrendas de comida cuando la comida que se comparte está en platos comunes.
  • Infórmeles a los miembros de la congregación si ha estado expuesto a una persona diagnosticada con COVID-19, quédese en casa y monitoree síntomas siguiendo los consejos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) si desarrolla síntomas.

La reapertura de los programas para niños es crucial para ayudar a los padres y a los tutores a regresar al trabajo. La mayoría de ellos están enfrentando el hecho de que las escuelas han cerrado sus puertas por el transcurso del año escolar y como muchas escuelas están eligiendo la opción de clases virtuales o la opción de clases combinadas, una cantidad más numerosa de padres/madres que trabajan pueden necesitar depender de los programas de guarderías.

Si usted está planeando regresar a su niño a la guardería, asegúrese que estén poniendo en práctica las medidas de seguridad mencionadas a continuación:

  • Las superficies que la gente toca frecuentemente deberían limpiarse y desinfectarse muchas veces por día. (Ejemplos: equipos para áreas de juego, manijas de puertas, canillas de lavamanos, mesas y mostradores)
  • No usar los objetos (por ejemplo, juguetes suaves o de peluche) que no se pueden limpiar ni desinfectar fácilmente.
  • Cada día, las clases deberían incluir el mismo grupo de niños, y los mismos proveedores de atención para los niños deberían quedarse diariamente con el grupo. Mezclar los grupos debería estar limitado.
  • Reuniones, eventos, y actividades extracurriculares deberían estar limitadas a las que pueden mantener distanciamiento social y también a las que apoyen el lavado de manos apropiado.
  • Las visitas y los voluntarios que no son esenciales, así como también, las actividades que incluyen otros grupos deberían estar restringidas.
  • Los asientos y el lugar donde los niños duermen, colchonetas, cunas, camas, deberían estar separados de la mejor manera posible, (considerando la posición en que la cabeza de uno apunte a los pies del otro, con una separación ideal de 6 pies entre una de las colchonetas, cunas, camas y la siguiente.)
  • El uso de espacios comunitarios, tales como salas de juego, comedores, deberían estar cerrados. Si esto no es posible su uso debería ser escalonado o el área se debería desinfectar entre usos.
  • Las entradas y las salidas deberían ser escalonadas, o deberían ponerse en práctica otras medidas para limitar el contacto directo, tanto como sea posible, con los padres/madres.
  • Las pertenencias de cada niño deberían ser separadas y etiquetadas individualmente en recipientes para almacenamiento, en cubículos o en áreas designadas; o a diario, deberían llevárselos a la casa para limpiarlos.
  • En el caso que se ofrezca comida en las instalaciones, debería estar ya envasada en cajas o en bolsas para cada participante, en lugar de presentarla como comida al estilo familiar o estilo bufé.
  • Se debería evitar compartir comidas, utensilios, aparatos electrónicos; juguetes; libros; otros juegos y elementos de ayuda para el aprendizaje.
  • Se debería evitar el contacto inmediato (tales como, apretón de manos, dar la mano, abrazar o besar).
  • Cuando llega al establecimiento, debería haber controles de salud diarios a la llegada al establecimiento, tales como monitoreos de temperatura para ambos, para el personal del establecimiento y para los niños.

Le sugerimos que, en todas las áreas, tome estas precauciones para estar seguro

Promueva hábitos de higiene saludable:

  • Enseñe y ponga en práctica el lavado de manos, por lo menos, por 20 segundos, (en total la cantidad de tiempo que le lleva cantar el “Feliz Cumpleaños” u otra canción).
  • Cúbrase, con el pliegue del codo, al toser y también al estornudar.
  • Modele y ponga en práctica el uso de cubiertas de tela para la cara, las que son muy esenciales en momentos en los que el distanciamiento físico no es posible. A todos se les debería recordar frecuentemente no tocarse la cubierta de tela para la cara y lavarse las manos a menudo.