Skip to main content

Preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID-19

El 10 de diciembre de 2020, el panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech para su uso en personas de 16 o más años de edad, y autorizó la vacuna contra el coronavirus de Moderna el 18 de diciembre. AstraZeneca también está desarrollando una vacuna que es posible que se autorice pronto.

¿Quiénes deberían recibir la vacuna contra el COVID-19?

Cualquier persona que tenga 16 o más años de edad puede recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech. La FDA ha dicho que las personas que tienen antecedentes de anafilaxia (una reacción alérgica grave) a la vacuna contra COVID-19 o a sus componentes no deben recibir la vacuna por ahora. La FDA planea publicar pronto más orientación sobre qué hacer si tiene antecedentes de anafilaxia.

Aunque la mayoría de los adultos pueden recibir la vacuna, ciertos grupos recibirán la vacuna primero. En este momento, las primeras dosis se están administrando a los profesionales de la salud que están en riesgo directo de ser expuestos al coronavirus. Las personas que viven y trabajan en entornos de atención a largo plazo, como centros especializados de enfermería, también están al frente de la fila. A medida que se produzcan y distribuyan más dosis de vacuna, más personas serán elegibles para recibirla. Si pertenece a un grupo de alto riesgo, hable con su médico o su empleador acerca de cuándo podría recibir la vacuna.

Los expertos calculan que los adultos sanos de la población general podrían recibir la vacuna en la primavera.

¿Es eficaz la vacuna contra el COVID-19?

Sí, las vacunas son muy eficaces. Los ensayos clínicos han demostrado que las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna tienen una eficacia del 94 % al 95 % en la prevención de COVID-19. Este se considera un alto nivel de eficacia, comparable a otras vacunas extremadamente eficaces como las vacunas contra el tétano y el sarampión.

¿Es segura la vacuna contra el COVID-19?

Sí. Cuando se probaron las vacunas, el efecto secundario más común fue el dolor en el lugar de la inyección y, en general, fue leve. Otras reacciones comunes fueron fatiga, dolores de cabeza, dolores musculares y escalofríos. La fiebre fue un efecto secundario poco común. Estos síntomas posteriores a la vacunación son una señal de que el cuerpo está reaccionando adecuadamente a la vacuna. Esencialmente, le muestra que su sistema inmunitario se está activando para protegerlo.

¿Deberíamos preocuparnos por la rapidez con que se desarrollaron y produjeron estas vacunas?
 

Es normal tener preguntas sobre cualquier nuevo tratamiento o vacuna. Sin embargo, las vacunas contra el COVID-19 han pasado por el mismo ciclo de ensayos clínicos y revisiones independientes que todas las demás vacunas o medicamentos. Pudieron pasar por el ciclo y producirse más rápidamente gracias a la ayuda del gobierno de Estados Unidos, pero la calidad no se vio comprometida. 

Además, la vacuna utiliza ARN modificado, que existe desde hace más de 10 años y ya se ha utilizado como tratamiento para el cáncer. Este no es un tipo de tecnología completamente nuevo, y es una de las razones por las que las empresas farmacéuticas pudieron desarrollar las vacunas rápidamente.

¿Cuándo podrán recibir la vacuna los niños?

En este momento, la vacuna solo está aprobada para personas de 16 años en adelante. Actualmente, las vacunas se están probando en niños de 12 a 15 años para ver si son seguras y eficaces para los adolescentes. Las pruebas pueden comenzar en niños más pequeños tan pronto como el próximo mes.

Los niños pequeños que contraen COVID-19 por lo general tienen síntomas menos graves que los adultos. Sin embargo, una vez que se determine que la vacuna es segura y eficaz para los niños, será importante vacunarlos. Los niños pueden transmitir la infección de COVID a los adultos y la vacunación puede ayudar a prevenir la transmisión. Los niños que tienen una infección de COVID también tienen un pequeño riesgo de sufrir una complicación más grave llamada síndrome inflamatorio multisistémico o MIS-C. La prevención del COVID también puede prevenir el MIS-C.

¿Las mujeres embarazadas o amamantando pueden recibir la vacuna contra el COVID?

Sí. La vacuna no está contraindicada para mujeres embarazadas o amamantando, lo que significa que no se ha demostrado que sea perjudicial para este grupo. Dado que la vacuna no contiene el virus vivo, no puede causar la infección por COVID-19. Por esta razón, el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación de los CDC ha determinado que no existe ningún riesgo de seguridad para las mujeres embarazadas o amamantando. Si está embarazada o amamantando, hable con su médico sobre los posibles beneficios y riesgos de vacunarse comparado con el riesgo de contraer el COVID-19.

¿Las personas inmunodeprimidas o que toman inmunodepresores pueden recibir la vacuna?

Sí. La vacuna no está contraindicada para este grupo – lo que significa que no se ha demostrado que sea dañina para las personas en este grupo. Dado que la vacuna no contiene el virus vivo, no puede causar la infección por COVID-19. Por esta razón, el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación de los CDC ha determinado que no existe ningún riesgo de seguridad para las personas inmunodeprimidas. Si usted o su hijo están inmunodeprimidos o toman inmunodepresores, hable con su médico sobre los posibles beneficios y riesgos de vacunarse comparado con el riesgo de contraer el COVID-19.

¿Cuántas dosis se deben recibir?

Las vacunas Pfizer y Moderna deben administrarse en dos dosis. La segunda dosis de la vacuna de Pfizer se administra tres semanas después de la primera dosis. La segunda dosis de la vacuna de Moderna se administra cuatro semanas después de la primera dosis.

Es importante recibir ambas dosis de la vacuna de la misma compañía, por lo que, por ejemplo, si su primera dosis es la vacuna de Pfizer, su segunda dosis también debe ser de Pfizer.

Si ya he tenido COVID, ¿puedo recibir la vacuna?

Sí. Si ha tenido una infección por COVID, puede recibir la vacuna después del período de aislamiento de 10 días.

Una vez vacunado, ¿puedo dejar de usar la mascarilla?

No. Los estudios han demostrado que las personas que fueron vacunadas tenían entre un 94 % y 95 % menos de probabilidades de contraer la enfermedad de COVID. Lo que aún no sabemos es si las personas vacunadas aún podrían contraer el coronavirus y ser contagiosas para otros. Por esta razón, es importante seguir usando una mascarilla y distanciarse socialmente incluso después de haber recibido ambas dosis de la vacuna. Con el tiempo, aprenderemos más sobre si las personas vacunadas pueden transmitir el virus a otras personas o no.

¿Se está vacunando a los profesionales de salud de Children’s Mercy?

Sí. Se ofrecerá la vacuna a los profesionales de la salud elegibles de Children’s Mercy. De hecho, los primeros empleados recibieron la vacuna el 16 de diciembre. Se vacunará a más y más empleados a medida que las dosis estén disponibles.