Skip to main content

Recomendaciones para un regreso seguro al deporte y la actividad física después del COVID-19

Actualizado: 17 de septiembre de 2021

A continuación se presenta un resumen de las recomendaciones y buenas prácticas para volver a hacer deportes. Se recomienda seguir la prevalencia local y comunitaria. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), promovemos las oportunidades para que los niños y los adolescentes practiquen actividades física y deportes tan pronto como sea seguro según el departamento de salud y las autoridades locales. Las instalaciones, los equipos, los entrenadores y las familias deben reconocer que existen riesgos al momento de regresar a los deportes mientras continúe la pandemia de la COVID-19.

La mayoría de las infecciones por COVID-19 se producen por el contacto social y por la propagación comunitaria, más que por la participación activa en los deportes. Recomendamos seguir las pautas establecidas por los órganos reguladores estatales y locales en lo que respecta a su enfoque gradual en relación con las reuniones sociales y el distanciamiento físico.

La tasa de infección por COVID-19 coincide con la tasa de propagación comunitaria.

La propagación de la COVID-19 es menos común en los deportes donde no hay contacto que en los que sí lo hay.

La propagación de la COVID-19 es menos común en deportes al aire libre que en los deportes bajo techo.

La probabilidad de propagación de la COVID-19 en deportes bajo techo es menor cuando se usa una mascarilla que cuando no se usa.

Si los deportistas, entrenadores, personal, árbitros, participantes de la escuela y espectadores se sienten enfermos, no deberían asistir a los entrenamientos ni a las competencias.

Recomendamos un enfoque por fases o un retorno gradual a los deportes para permitirles a los atletas volver a estar en forma, tolerar el calor y disminuir el riesgo de sufrir lesiones.

Antes de cada entrenamiento o competencia, los deportistas, entrenadores, aficionados/espectadores y árbitros deben ser examinados usando una lista de verificación de síntomas y comprobando su temperatura con un termómetro. Se les debe preguntar si, en las últimas 48 horas, han experimentado los siguientes síntomas:

  • Diarrea, vómitos o náuseas

  • Fiebre superior a 100.0

  • Dolor de cabeza

  • Dolor en el cuerpo o muscular o fatiga

  • Pérdida reciente del sentido del gusto o del olfato

  • Tos de aparición reciente o que empeora

  • Secreción o congestión nasal

  • Dificultad para respirar o falta de aliento

  • Dolor de garganta, diferente a sus alergias estacionales

  • ¿Tiene algún miembro de su núcleo familiar o alguien cercano que haya sido diagnosticado con COVID-19 en los últimos 14 días?

  • ¿Ha dado positivo en los últimos 14 días o tiene pendiente una prueba de COVID-19?

Recomendaciones generales

  • Recomendamos que los entrenadores, el personal, los participantes de la escuela y los espectadores usen cubrebocas o protección facial durante todos los entrenamientos y juegos bajo techo. Cómo usar una mascarilla.

  • Los atletas deben usar mascarilla cuando no están practicando actividades; no pueden mantener una distancia de 3 pies (1 m) entre sí ni entre los entrenamientos/áreas de práctica y pueden considerarse mientras participan activamente en su deporte para deportes al aire libre.

  • Las mascarillas no deben usarse para la lucha libre, la gimnasia, la animación y la natación/buceo/deportes acuáticos, en los que las mascarillas potencialmente podrían presentar un riesgo.

  • Como mínimo, lávses bien sus manos con agua y jabón (durante un mínimo de 20 segundos) O use desinfectante para manos antes Y después de la actividad física o la competencia.

  • Limpie y pase un trapo a todo el equipo, antes Y después de la actividad o la competencia.

  • NO comparta botellas de agua, equipo, toallas, etc.

  • No se deben juntarse en grupo, dar apretones de manos o choques de puños.

  • Mantenga distanciamiento físico entre miembros del equipo, entrenadores y otros jugadores durante los descansos y entre los juegos.

  • Permita el distanciamiento físico en áreas comunes, que incluyen los baños, las tribunas, las líneas de banda y en las bancas.

  • Asegure un regreso lento al uso de saunas, tinas de agua caliente o fría o la piscina a medida que se puedan implementar estrategias de limpieza y reducción del riesgo.

  • Haga uso cuidados de vestuarios y duchas, sólo si se puede mantener el distanciamiento físico y si los suministros de limpieza son adecuados.

  • Toda la maquinaria y equipo DEBEN limpiarse adecuadamente antes y después de cada uso individual.

  • Limite el número de sedes para eventos en función a la propagación local. Evite los torneos que no puedan adherirse a las instrucciones nacionales, estatales o locales sobre el distanciamiento físico, dentro y fuera del campo de juego. Revise el área antes de viajar para confirmar el estado de cuarentena.

  • No comparta cuartos de hotel, comidas o transporte con personas que no sean miembros de su propio hogar.

Si ha sido diagnosticado, sospecha que tiene una infección por COVID, tiene síntomas de COVID o ha tenido una infección presuntamente positiva, consulte a su médico antes de regresar a los deportes.

Propósito: El propósito de este documento es promover la salud de los deportistas juveniles, los entrenadores y el personal brindando recomendaciones para un regreso seguro a los deporte y a la actividad física después de la pandemia del coronavirus, SARS-CoV2, “COVID-19."

Dada la naturaleza cambiante que se vive, las recomendaciones y los lineamientos podrían cambiar en cualquier momento. Este documento se actualizó por última vez el 2 de septiembre de 2021.

Este documento es un recurso de información general y no debe ser tratado como un consejo médico para participar en cualquier actividad. Estas ideas tienen la intención de complementar las consideraciones de los órganos reguladores estatales y locales y del Departamento de Salud, y NO pretenden sustituirlas. Puede confiar en la información bajo su propio riesgo; consulte las recomendaciones más actualizadas y a sus propios funcionarios de salud pública estatales y locales.  Hable con sus médicos sobre cualquier problema o pregunta específica que pueda tener.

Reconocimiento de riesgos de infección


La decisión de participar en deportes y de asistir como espectador a eventos deportivos dependerá de los atletas, sus familias y los clubes deportivos de acuerdo con las reglas previamente mencionadas y los reglamentos por parte de las autoridades. Los participantes y espectadores deben comprender que la interacción social y el congregarse aumentan el riesgo de que los individuos se enfermen por la infección con SARS-CoV-2 y de potencialmente propagar el virus a familiares y a la comunidad.

Aunque están aumentando las tasas de vacunación, el riesgo de propagación persiste. Pedimos que recuerde usar mascarillas, lavar sus manos y guardar distancia tanto como sea posible, incluso si usted o su familiar ha sido vacunado. Siga también los lineamientos del departamento de salud y de la escuela local.

Si tiene una condición de salud subyacente, su riesgo de participar en deportes puede ser mayor. Comuníquese con su médico de cabecera antes de volver a practicar deportes. Entre los factores de riesgo conocidos actualmente se incluyen el tener una edad avanzada; la obesidad, con un índice de masa corporal superior a 30; las enfermedades pulmonares crónicas, incluido el asma moderado, grave o no controlado; la diabetes de tipo 2; las enfermedades renales crónicas; la anemia de células falciformes; las enfermedades cardíacas y las personas inmunocomprometidas.

Beneficios de practicar deportes y responsabilidades del deportista


Son muy conocidos los beneficios que los deportes brindan a la salud, incluidos el mejoramiento de la condición física y el bienestar mental.  El deporte brinda formación e interacción social que son necesarias en tiempos de incertidumbre para nuestros deportistas. Es ampliamente conocido que las actividades físicas que se realizan en la cantidad de tiempo e intensidad correctas pueden brindarle beneficios al sistema inmunitario. Además, los deportes brindan un patrón por medio del cual los jóvenes deportistas pueden aprender conceptos como trabajo en equipo, liderazgo, ética de trabajo e integridad.

Con estos beneficios reconocidos, proponemos y recomendamos lo siguiente para cuando las escuelas, los clubes y los individuos consideren el regresar a los deportes.

Los deportistas, sus familias y las personas que participan en los deportes tienen la responsabilidad social y moral de informar sobre los síntomas de la COVID-19. El informar voluntariamente de todos los síntomas relacionados con la COVID-19 no sólo disminuirá la propagación, sino que también ayudará a que los deportistas sigan practicando sus deportes. Los entrenadores, los administradores y los padres deben seguir animando a los deportistas a que informen de manera voluntaria sobre cualquier síntoma.

Regreso a los deportes


Se deben seguir todas las directrices, normas y reglamentos relacionados con el regreso a los deportes según lo establecido por los gobiernos nacionales, estatales o locales y por los departamentos de salud. Todos aquellos que estén involucrados en la toma de decisiones para el regreso a los deportes deben estar actualizados acerca de las directrices gubernamentales y las recomendaciones de los CDC.  Todas las instalaciones, los entrenadores, las ligas y los directores de torneos deben monitorear las recomendaciones y directrices establecidas a nivel nacional, estatal y local.

Un enfoque reflexivo sobre el ejercicio les da a los deportistas la oportunidad de aclimatarse a la temperatura y a la intensidad/duración de los entrenamientos. Este aumento gradual del ejercicio puede disminuir el riesgo de lesiones y enfermedades producto del calor, especialmente si han tenido un tiempo prolongado sin hacer deporte. 

Las personas que han disminuido los entrenamientos y las competiciones, o que han estado alejadas del deporte durante un tiempo prolongado, corren un mayor riesgo de desacondicionamiento, lo que hace que el deportista corra un riesgo mucho mayor de lesionarse si se le exige mucho y demasiado rápido. El sobreentrenamiento, definido como una actividad/entrenamiento repetitivo prolongado o excesivo en un esfuerzo por “ponerse al día”, no le permite al cuerpo ajustarse y recuperarse, lo que puede llevar a una disminución del rendimiento o a un aumento del riesgo de lesiones.

Examen físico/previo a la participación en deportes: Alentamos a todos los atletas a consultar a su pediatra o proveedor de atención primaria cada año para un examen físico para hacer deportes. Por favor, informe a su pediatra durante su examen físico para hacer deportes si se le ha diagnosticado con COVID-19 o ha tenido síntomas consistentes con COVID-19 durante el último año. Recomendamos también hablar sobre la vacunación con su médico de cabecera

Debería vacunar a mi hijo: Recomendamos que todos los niños que sean elegibles, actualmente de 12 años de edad y más, sean vacunados para ayudar a protegerlos y a sus contactos que pudieran no ser vacunados. Se ha demostrado que la vacuna que actualmente está disponible en general es segura y muy efectiva para limitar los riesgos por COVID-19 y para ayudar a reducir la transmisión. Las recomendaciones específicas sobre las vacunas deben ser discutidas con su proveedor. La única contraindicación para la vacuna es una reacción alérgica grave previa (por ejemplo, anafilaxia) a una dosis anterior de la vacuna o a un componente de la misma (por ejemplo, el polietilenglicol [PEG]). La vacuna tampoco debe administrarse durante los 90 días siguientes al tratamiento con un anticuerpo monoclonal de la COVID-19. Visite nuestra página de vacunas contra la COVID-19 para obtener información actualizada.

Planifique su pretemporada


No participe en deportes o entrenamientos en grupo/equipo NI asista a ellos si:

  • Se siente enfermo. Los síntomas del coronavirus pueden incluir fiebre (temperatura de 100.0, según lo definido por los CDC), tos, dificultad para respirar y otros síntomas, como se indica en el sitio web de los CDC.
  • No está vacunado y ha estado expuesto a la COVID-19 en los últimos 14 días. Puede haber opciones disponibles de cuarentena reducida. Comuníquese con su departamento de salud local para obtener más detalles.
  • Si no está seguro de asistir a los entrenamientos o de participar en ellos debido a posibles síntomas O exposición, se recomienda que se comunique con su proveedor de atención médica.

¿Cómo puedo hacer que mi hijo vuelva a practicar deportes si ha estado expuesto a la COVID, tiene síntomas o ha dado positivo?


Vea esta gráfica para determinar cómo y cuándo es seguro que su hijo regrese a los deportes. Para los deportistas en Missouri que dieron positivo por COVID-19, comunicarse con la Asociación de Actividades de Escuelas Secundarias del Estado de Missouri para completar su formulario de regreso al juego.

Después de la infección por COVID-19, el proveedor de atención médica de su hijo le ayudará a determinar cuándo es seguro iniciar un regreso gradual a los deportes con base en el historial médico de su hijo, sus síntomas, la gravedad de la enfermedad y el nivel de actividad anterior. Un regreso gradual a los deportes aumentará el nivel de actividad de su hijo y le permitirá monitorear cualquier síntoma persistente de la infección por COVID-19. Su hijo puede comenzar la fase 1 del regreso gradual a los deportes a continuación una vez que sea capaz de realizar las actividades de la vida diaria (es decir, caminar por la casa, vestirse, realizar las tareas de higiene diaria, etc.) sin que empeoren los síntomas y haya sido autorizado por un proveedor de atención médica para hacer ejercicio o actividades deportivas.

A lo largo de cada fase, debe vigilar a su hijo en busca de los siguientes síntomas. Si su hijo experimenta alguno de estos síntomas, interrumpa la actividad y regrese a su proveedor de atención médica para que lo evalúe.

  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor/presión en el pecho
  • Disminución de la tolerancia al ejercicio
  • Desmayos

Fase 1: Al menos dos sesiones de actividad aeróbica ligera (hasta el 70% de la frecuencia cardíaca máxima) durante un máximo de 15 minutos. Debe haber un intervalo de al menos 24 horas entre las sesiones. Las actividades pueden incluir caminar a paso ligero, trotar de manera moderada o usar una bicicleta estacionaria. No debe hacer ejercicios de fuerza.

Fase 2: Al menos una sesión de ejercicios aeróbicos (hasta el 80% de la frecuencia cardíaca máxima) durante un máximo de 30 minutos. Se pueden añadir actividades de movimiento sencillas, como ejercicios que impliquen correr, para aumentar el nivel de dificultad. No debe hacer ejercicios de fuerza.

Fase 3: Al menos una sesión de ejercicio (hasta el 80% de la frecuencia cardíaca máxima) durante un máximo de 45 minutos. Puede incorporar algunas actividades deportivas sencillas y ejercicios de fuerza para aumentar el nivel de dificultad.  

Fase 4: Al menos dos sesiones de entrenamiento deportivo específico (hasta el 80% de la frecuencia cardíaca máxima) durante un máximo de 60 minutos. Debe haber un intervalo de al menos 24 horas entre las sesiones.

Fase 5: Reanude las actividades normales de entrenamiento y su duración por lo menos por una sesión.

Fase 6: Regrese a las competencias sin restricciones.1

Descargue el PDF sobre las directrices para el Proceso gradual de regreso a los deportes.

¿Qué puedo hacer para que mi hijo pueda practicar deportes de forma segura después de una infección por COVID teniendo en cuenta su salud cardiaca?


Todos los atletas que den positivo en la prueba de COVID-19 deberán notificar a sus pediatras o a sus proveedores de atención primaria. Se recomienda al menos una cita telefónica o por telemedicina para atletas asintomáticos o con síntomas leves. Se deberá restringir el ejercicio durante la cuarentena mientras haya síntomas. El ejercicio deberá ser individualizado.

Se recomienda una evaluación por parte de su proveedor de atención primaria para todos los atletas con síntomas moderados, una estadía en el hospital aunque no en una sala de cuidados intensivos y sin evidencia de síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (Multisystem Inflammatory Syndrome in Children, MIS-C).

Para los niños y adolescentes que tienen antecedentes de COVID-19 y que ya han vuelto a su actividad/deporte por sí mismos, no es necesario realizar más pruebas. Se recomienda notificar al proveedor de atención primaria por teléfono para que su infección se incluya en su expediente médico personal.

Existen lineamientos en conflicto entre la Federación Nacional de Escuelas Preparatorias (National Federation of High Schools) y la Academia Americana de Pediatría. Nuestra opinión es que cada atleta, padre o médico pondere las opciones y que el trabajo y la evaluación deben ser individualizados. Si el paciente se encuentra en un nivel de alto rendimiento, es mayor O tiene cualquier signo de dificultad al hacer ejercicio, un médico de atención primaria o un cardiólogo deberán realizar una evaluación.

Evaluación cardíaca para deportistas infantiles con sospecha o confirmación de infección por COVID-19:

Algoritmo para regresar a los deportes después de una infección por COVID-19:

Con base en las directrices actuales de los CDC y la Federación Nacional de Deportes de Escuelas Secundarias, ya no se recomienda hacer una clasificación de riesgo por niveles en cada deporte. El riesgo sigue siendo mayor si no se usa mascarilla al participar en deportes de contacto y en deportes bajo techo.

Continúe respetando las directrices y recomendaciones locales, del condado, estatales y nacionales.

Consulte las recomendaciones de la Asociación de Actividades de Escuelas Secundarias del Estado de Kansas (KSHSAA, por sus siglas en inglés), la Asociación de Actividades de Escuelas Secundarias del Estado de Missouri (MSHAA, por sus siglas en inglés) y la Federación Nacional de Asociaciones de Escuelas Secundarias del Estado (NFHS, por sus siglas en inglés) sobre cómo participar de forma segura.

Recomendamos adoptar un enfoque reflexivo y centrado en el equipo a la hora de considerar el regreso a los entrenamientos y a las competencias.

  • Cada deportista debe asegurarse de que no tiene síntomas.
  • Como mínimo, lávese bien las manos con agua y jabón (por 20 segundos como mínimo) O utilice un desinfectante de manos antes Y después de cada entrenamiento o competencia.
  • Limpie cualquier equipo antes Y después de cada entrenamiento o competencia.
  • NO comparta botellas de agua, equipo, toallas, etc.
  • Evite tocarse la cara o cualquier objeto a menos que sea necesario y lávese las manos después de hacerlo.
  • No se debe chocar los cinco, ni los puños, ni hacer choques de pecho.
  • Mantenga el distanciamiento físico con los compañeros, entrenadores y otros jugadores durante los descansos y entre los partidos.
  • Las personas no vacunadas DEBEN usar mascarillas en público, cuando no estén haciendo deporte, según las indicaciones del gobierno estatal o local y lo que recomiendan actualmente los CDC.
  • Los entrenadores, árbitros, jueces, personal y espectadores no vacunados DEBEN usar mascarillas.
  • Se debe considerar el uso de mascarillas mientras los deportistas no vacunados estén practicando su deporte.
  • Se debe usar mascarillas cuando los deportistas no vacunados estén en el banquillo (durante los partidos) y cuando no estén participando en los entrenamientos.

Cómo usar una mascarilla.

  • Las instalaciones, los equipos y los entrenadores deben reconocer que la reapertura de las actividades deportivas bajo techo conlleva mayores riesgos para los participantes, el personal y los aficionados.
  • Antes de cada entrenamiento o competencia, los deportistas, entrenadores, aficionados/espectadores y árbitros deben ser examinados usando una lista de verificación de síntomas y comprobando su temperatura.
  • Recomendamos ENFÁTICAMENTE que se lleve un registro de los espectadores/deportistas/entrenadores/árbitros que permita la trazabilidad de los contactos.
  • Asegúrese de que haya espacio para el distanciamiento físico, abundante jabón/agua, desinfectante de manos y artículos de limpieza.
  • Permita el distanciamiento físico en las áreas comunes, incluidos los baños, los puestos de venta, las líneas laterales, las bancas y los banquillos.
  • Considere la posibilidad de colocar carteles en zonas muy visibles en los que se promuevan medidas comunes de protección, tales como el distanciamiento físico, el uso de mascarillas de tela y las prácticas frecuentes y adecuadas de higiene respiratoria y de las manos.
  • Para el uso de vestidores, duchas y piscinas, recomendamos limitar el número de personas en cada espacio para permitir el distanciamiento físico, limpiar las instalaciones después de cada uso de los vestidores o duchas y limitar la cantidad de personal dentro y fuera de las instalaciones.
  • No recomendamos el uso de jacuzzis/tinas frías.
  • Se recomienda una instalación interior con ventilación apropiada y con un tamaño y capacidad del edificio que permita el distanciamiento físico, en el entendimiento de que el riesgo de transmisión puede ser mayor en el interior que en el exterior.
  • Si se entrena bajo techo, las personas no vacunadas deben usar mascarillas en todo momento, a menos que puedan distanciarse de forma segura estén participando activamente.
  • Limite la cantidad de sitios para eventos para no malgastar los recursos y aumentar el riesgo de exposición.
  • Las decisiones relativas a los plazos de reapertura de los puestos de venta deben seguir las recomendaciones emitidas por el departamento de salud local y de los órganos reguladores. Deben seguirse las pautas de limpieza de acuerdo con las recomendaciones de los CDC y debe considerarse seriamente la eliminación de los servicios con dinero en efectivo y las estaciones de autoservicio de bebidas y condimentos. Tenga en cuenta que debe usar la mascarilla cuando no esté comiendo o bebiendo.

Si se puede mantener el distanciamiento físico y se siguen las directrices locales, Y su centro escolar o del evento permite la presencia de espectadores, recomendamos enfáticamente limitar la cantidad de los mismos en los eventos. Si su escuela/evento/gobierno local permite la presencia de espectadores, se recomienda que todos aquellos presentes que no se han vacunado usen mascarilla.

  • Se debe fomentar el control de la temperatura y la revisión en busca de síntomas antes de entrar en los entrenamientos/partidos.
  • Se debe asegurar de que haya abundante agua/jabón y desinfectante para las manos.
  • Se debe considerar llevar un registro de los espectadores, deportistas, entrenadores y árbitros que permita la trazabilidad de los contactos.

Asegúrese de que todos los deportistas, entrenadores, padres y espectadores se laven las manos de forma correcta con agua y jabón O que utilicen desinfectante para manos.

La limpieza de las superficies, las salas de entrenamiento deportivo, las instalaciones, etc., debe seguir las recomendaciones de los CDC en relación a la desinfección de los espacios comunitarios.

Sala de pesas

  • Todas las máquinas DEBEN limpiarse adecuadamente antes y después de cada uso individual.
  • Limite el número de deportistas en función del tamaño y la capacidad de la sala para permitir el distanciamiento físico y la limpieza adecuada entre los deportistas.
  • Retire y almacene aquellos equipos que no son esenciales con el fin de minimizar la limpieza de las superficies.

Salas de entrenamiento de atletismo

  • Limite la cantidad de atletas en función del tamaño y la capacidad de la sala para permitir el distanciamiento físico y la limpieza adecuada entre los atletas.
  • No se deben utilizar tinas frías o con hielo de manera grupal. SIN EMBARGO, si existe la posibilidad de que se produzca un golpe de calor o enfermedad relacionada con el calor, se debe tener una tina con hielo disponible para el tratamiento.
  • El uso de compresas de calor, ultrasonidos y unidades de estimulación electrónica es posible una vez que la instalación disponga de suficientes suministros de limpieza para las áreas esenciales y las personas. No deje de limpiar luego de cada uso.
  • Retire y almacene aquellos equipos que no son esenciales con el fin de minimizar la limpieza de las superficies.

Vestidores

  • Desaconseje el uso de las duchas y los vestidores a menos que se puedan cumplir las medidas de distanciamiento físico y de limpieza adecuadas luego de cada uso.
  • Pueden utilizarse como baños sólo si se pueden llevar a cabo las medidas de limpieza adecuadas.
  • Retire y almacene aquellos equipos que no son esenciales con el fin de minimizar la limpieza de las superficies.

Baños o instalaciones sanitarias portátiles

  • Realice una limpieza consistente y frecuente según lo indicado por el CDC, de lo contrario, las instalaciones deben cerrarse si dicha limpieza no se puede realizar de forma adecuada.
  • Se debe realizar un lavado de manos adecuado o se debe disponer de desinfectante, el cual se debe reabastecer con regularidad. 

Equipo

  • El equipo personal debe limpiarse con un desinfectante antes y después de cada uso.
  • Evite el uso de equipos comunitarios cuando sea posible. En caso de no ser posible, el equipo debe limpiarse antes y después de ser usado. Una excepción es el uso de la pelota.
  • Deportes de pelota: limpie las pelotas entre los ejercicios, cuando la utilicen personas diferentes o disponga de pelotas de uso individual si es posible.
  • Agua/bebidas: Cada deportista debe tener su propia bebida individual.  Tenga siempre disponibles opciones adicionales en cuanto al agua, en caso de que algún deportista olvide su propia botella de agua.
  • El uso de las toallas es individual.
  • Los trajes de lucha deben ser lavados o limpiados con un agente de limpieza apropiado luego de cada encuentro O se debe tener uno adicional.

Protectores bucales

  • En la fase actual de regreso a los deportes, se recomienda no tener contacto. Ya que no se recomienda el contacto, cada deportista debe sopesar el riesgo de infección al usar protectores bucales para protegerse contra los traumatismos dentales. Si los deportistas se encuentran en una posición en la que pueda ocurrir un contacto físico o producirse un traumatismo dental, deben seguir utilizando sus protectores bucales personales durante el encuentro respetando las medidas apropiadas.
  • Los jugadores deben usar protectores bucales una vez que se reanuden las actividades, siempre que el contacto sea una posibilidad.
  • Los equipos deben estudiar el uso y el manejo seguro de los protectores bucales con todos los jugadores y el personal.
  • Los deportistas deben utilizar sus protectores bucales personales. NO se deben compartir los protectores bucales.
  • Entre cada uso, los deportistas deben lavarse o desinfectarse las manos antes y después de quitarse el protector bucal.
  • Evite tocar el protector bucal.
  • El protector bucal debe colocarse y guardarse en un lugar limpio y seguro.
  • Recomendamos que los jugadores tengan recipientes individuales etiquetados en los que puedan colocar sus protectores bucales y no tenerlos colgado de sus cascos o al aire libre.
  • Los equipos deben designar a un asistente del entrenador/padre/voluntario para garantizar que el almacenamiento y la manipulación de los mismos sean seguros, teniendo disponibles etiquetas con los nombres y los suministros apropiados para su limpieza y almacenamiento.
  • Si el protector bucal está sucio, o si un jugador no está seguro si ha tomado el protector bucal de otro deportista, el protector bucal debe ser lavado completamente con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si esto no se puede garantizar al 100%, entonces se debe hacer una evaluación de riesgos para cada individuo tomando en consideración los traumatismos dentales como uno de los riesgos de no usar uno.

Considere la posibilidad de eliminación en un solo partido, sin partidos dobles, participación en un solo partido por noche, dobles o cuádruples para la lucha libre como forma de disminuir el grado de exposición o limitar el número de equipos permitidos a la vez en el edificio/área de competencia para evitar la congregación de los deportistas y permitir el distanciamiento físico apropiado.

Si su hijo participa en un campamento, se recomienda continuar con el distanciamiento social de tres (3) pies, que las personas no vacunadas usen mascarillas según corresponda, y que se garantice una higiene y lavado de manos adecuados. 

Anime a los participantes a no comer cerca de los demás. No comparta el transporte con personas ajenas a su núcleo familiar. No comparta habitaciones de hotel o alojamiento con otras familias y deportistas ajenos a su núcleo familiar.

Antes de llegar, consulte las reglas locales y estatales sobre cuarentena y restricciones de viaje.

La aparición de la ansiedad y la depresión se ha vuelto cada vez más común entre los adolescentes de 12 a 17 años.  En 2003, los CDC revelaron que el 5.4% de los adolescentes habían sido diagnosticados con ansiedad o depresión.  Entre 2011 y 2012, esa cifra aumentó al 8.4% y se estima que, en la actualidad, esa cifra se acerca a 1 de cada 6 adolescentes con problemas de salud mental.  

A medida que los deportistas se reincorporan a su mundo escolar y deportivo, es importante que los adultos que los rodean los apoyen para que se adapten de forma saludable a los días estructurados y a las agendas apretadas.  Muchos deportistas tienen grandes expectativas para sí mismos y pueden sentirse desanimados si situaciones como el tiempo de juego o el rendimiento deportivo no se dan como ellos esperan. 

Podemos apoyar a nuestros deportistas dándoles la oportunidad de hablar y validar sus experiencias a medida que regresen a sus deportes.   A continuación se enumeran algunas señales de alarma comunes de la angustia emocional:

  • Comer o dormir demasiado o muy poco
  • Alejarse de las personas y las cosas
  • Tener poca o ninguna energía
  • Tener dolores y molestias inexplicables, como dolores de estómago o de cabeza constantes
  • Sensación de impotencia o desesperanza
  • Fumar, beber o consumir drogas en exceso, incluidos los medicamentos recetados
  • Estar preocupado gran parte del tiempo; sentirse culpable pero no saber por qué
  • Pensar en hacerse daño o suicidarse o en matar a otra persona
  • Dificultad para readaptarse a la vida familiar o escolar

Si su estudiante-deportista presenta una o más de estas señales, reaccione a sus preocupaciones buscando los recursos disponibles dentro de su comunidad. Los recursos se encuentran aquí.  

Preguntas frecuentes


Si desea recibir una vacuna, consulte a su pediatra/médico de atención primaria local o visite nuestra página de la vacuna contra COVID-19.

Recomendamos que todos los niños elegibles, actualmente de 12 años en adelante, se vacunen para ayudar a protegerse a sí mismos y a sus contactos que tal vez no puedan vacunarse. La vacuna disponible actualmente ha demostrado ser, en general, segura y muy eficaz, limitando los riesgos de la COVID-19 y ayudando a reducir la transmisión. Las recomendaciones específicas sobre las vacunas deben ser discutidas con su proveedor. La única contraindicación para la vacuna es una reacción alérgica grave previa (por ejemplo, anafilaxia) a una dosis anterior de la vacuna o a un componente de la misma (por ejemplo, el PEG). La vacuna tampoco debe administrarse durante los 90 días siguientes al tratamiento con un anticuerpo monoclonal de la COVID-19. Los niños que tengan algún síntoma o inquietud después de la vacunación deben consultarlo con su proveedor antes de continuar participando en deportes. Visite nuestra página de vacunas contra la COVID-19 para obtener información actualizada.

Los atletas que hayan recibido la vacuna de igual manera deberán seguir los decretos locales en cuanto al uso de mascarillas y observar el distanciamiento. Las recomendaciones pueden cambiar en base a las tasas locales de prevalencia. Las actividades en interiores y exteriores presentan riesgos mínimos de COVID en atletas completamente vacunados, sin embargo pueden ocurrir. Si un atleta comienza a presentar síntomas similares a los de la COVID, deberá aislarse y ser evaluado antes de continuar participando.

Se les recomienda enfáticamente a las personas que no están completamente vacunadas el uso adecuado de una mascarilla durante todos los entrenamientos deportivos en interiores, las competencias y en las líneas laterales, excepto en el caso de que la mascarilla conlleve un riesgo para la seguridad, como se indica a continuación.

Animamos a las familias a consultar las disposiciones de los departamentos de salud estatales y locales cuando estén considerando viajar. Cuando llegue, consulte las recomendaciones de los departamentos de salud locales y regionales sobre las restricciones de viaje o las recomendaciones de cuarentena. 

No comparta habitaciones de hotel o alojamiento con deportistas o familias ajenos a su propio núcleo familiar. 

En este momento no recomendamos los viajes internacionales.

Las prácticas, competencias y reuniones grupales serán reguladas por el gobierno estatal y local, así como por las políticas individuales de los distritos escolares. Recomendamos limitar la exposición tanto como sea posible. Esto incluye ir a los entrenamientos o a las competencias sólo cuando sea necesario según lo permita el gobierno estatal/local. Si acude a los entrenamientos o a las competencias, siempre recomendamos que las personas no vacunadas usen mascarillas, mantengan las medidas de distanciamiento físico y dispongan de desinfectante de manos para su uso personal.

Si quisiera hacerse una prueba, visite nuestra pagina de pruebas para COVID-19.

Para continuar mitigando el riesgo de transmisión en aquellas actividades en donde este riesgo es mayor, es decir, lo deportes y las escuelas, los clubes y las ligas pueden considerar la posibilidad de exigir la realización de pruebas de detección de la COVID-19 para participar.  

Las pruebas de detección pueden incluir a estudiantes-deportistas, entrenadores, padres, voluntarios, entrenadores de atletismo y cualquier otra persona que pueda entrar en contacto estrecho con otras personas durante estas actividades. La frecuencia y periodicidad de las pruebas puede variar según el tipo y el lugar de la actividad o el deporte y se describe a continuación.

Alto riesgo: Actividades o deportes bajo techo en los que los participantes no pueden usar mascarillas. Se recomienda realizar pruebas de detección dos veces por semana.  

Riesgo bajo o moderado: Actividades o deportes que pueden realizarse al aire libre O bajo techo con mascarillas. Se recomienda realizar pruebas de detección por lo menos una vez por semana.  

Las pruebas de detección generales para las competencias deportivas deben considerarse el día de la competencia o un día antes.  

Si su hijo está expuesto, tiene síntomas o dio positivo en una prueba, consulte esta gráfica para determinar cómo y cuándo es seguro regresar a los deportes.

Las personas totalmente vacunadas, sin síntomas y que no están inmunocomprometidas no requieren pruebas. Se considera que se está totalmente vacunado cuando han transcurrido 2 semanas desde la última dosis recomendada por el fabricante.

Cada deportista (y su familia) debe sopesar el riesgo de infección debido al protector bucal en comparación con el riesgo de traumatismo dental. Si un individuo decide utilizar un protector bucal en este momento, o una vez que el contacto sea permitido, se deberá hacer de la siguiente manera:

  • Los jugadores deberán usar protectores bucales una vez que se reanuden las actividades, siempre que el contacto sea una posibilidad.
  • Los equipos deben estudiar el uso y el manejo seguro de los protectores bucales con todos los jugadores y el personal.
  • Los deportistas deben utilizar sus protectores bucales personales. NO se deben compartir los protectores bucales.
  • Entre cada uso, los deportistas deben lavarse o desinfectarse las manos antes y después de quitarse el protector bucal.
  • El protector bucal debe colocarse y guardarse en un lugar limpio y seguro.
  • Recomendamos que los jugadores tengan recipientes individuales etiquetados en los que puedan colocar sus protectores bucales y no tenerlos colgado de sus cascos o al aire libre.
  • Los equipos deben designar a un asistente del entrenador/padre/voluntario para garantizar que el almacenamiento y la manipulación de los mismos sean seguros, teniendo disponibles etiquetas con los nombres y los suministros apropiados para su limpieza y almacenamiento.
  • Si el protector bucal está sucio, o si un jugador no está seguro si ha tomado el protector bucal de otro deportista, el protector bucal debe ser lavado completamente con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si esto no se puede garantizar al 100%, entonces se debe hacer una evaluación de riesgos para cada individuo tomando en consideración los traumatismos dentales como uno de los riesgos de no usar uno.

Recomendamos que los entrenadores, el personal y los espectadores no vacunados usen mascarillas o protección facial. Cómo usar una mascarilla.

Se debe considerar el uso de mascarillas cuando los deportistas no vacunados estén participando activamente en sus deportes si no es posible el distanciamiento físico. Sin embargo, si existen inquietudes en cuanto a la seguridad debido al uso de la mascarilla durante la participación, éstas no deberían ser obligatorias mientras se participa de forma activa, ya que las mismas pueden ser difíciles de usar para los deportistas. No recomendamos el uso de mascarillas con protectores faciales de plástico durante la participación en los deportes.

Si un deportista no vacunado no está participando de forma activa en un ejercicio o en una competencia, se recomienda que use una mascarilla.

Es la naturaleza humana reunirse socialmente, y los deportes no son la excepción. Por ello, a medida que aumenta el número permitido de deportistas en un mismo lugar, y se mantienen las recomendaciones de distanciamiento físico, recomendamos una adecuada supervisión por parte de los entrenadores, el personal o los voluntarios para fomentar y recordarles a los deportistas sobre el distanciamiento físico.

Sports Medicine, Pediatric Orthopedic Surgery

Sports Medicine; Assistant Professor of Surgery, University of Missouri-Kansas City School of Medicine

Sports Medicine, Pediatric Orthopedic Surgery

Primary Care Sports Medicine and Non-Operative Pediatric Orthopaedics Physician; Pediatrician; Assistant Professor of Orthopaedic Surgery, University of Missouri-Kansas City School of Medicine

Pediatric Infectious Diseases

Associate Director, Pediatric Infectious Diseases Fellowship Program; Assistant Professor of Pediatrics, University of Missouri-Kansas City School of Medicine; Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Kansas School of Medicine

Sports Medicine Outreach & Athletic Training Manager